La administración de Los Ríos de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones detectó el robo de varios metros de cable de cobre, en el sector de Pamuniq, en Quevedo, durante el último fin de semana, a través del cual se brinda el servicio de telefonía e internet fijo a la ciudadanía. Según los reportes la cantidad de usuarios afectados sumarían 300.

La empresa de telecomunicaciones tomó inmediatamente medidas ante el acto delictivo presentado, movilizando técnicos de la entidad a la zona afectada, quienes se encuentran reemplazando los materiales sustraídos para reactivar el servicio. Los demás sectores donde se cometió este delito son: 20 de febrero, Ciudad del Norte, Agrilsa y barrio Nuevo Amanecer.

El robo de cables se encuentra penado por la ley y afecta tanto a la ciudadanía (por la consecuente suspensión del servicio y el daño medio ambiental) como a la CNT EP, debido al lucro cesante y costos operativos que asume, pese a que las redes de la empresa están aseguradas.

En procura de una disminución sensible de este tipo de hurto, la empresa realiza, de manera permanente, acciones preventivas, como patrullajes nocturnos, controles con la Policía Nacional  y coordinación con las Comisarias y departamentos de medio ambiente para la inspección de chatarrerías y centros de acopio, que operan fuera de la normativa legal.

El administrador de Los Ríos de la CNT, Julio Emen, hace un llamado a los ciudadanos para que denuncie cualquier tipo de irregularidades en torno a este tema. “Contamos con ustedes para detectar estos actos antisociales que causan perjuicios a nuestros clientes. Pueden hacer sus denuncias al 1800-FRAUDE (372833), su información se mantendrá bajo absoluta reserva y confidencialidad”, indicó la funcionaria.

La CNT EP invita a la comunidad a notificar estos hechos de vandalismo y de esa manera evitar la interrupción del servicio.

 

A.P.S.