La Corporación Nacional de Telecomunicaciones CNT EP incorporó el martes en Quito a 40 nuevos “teletrabajadores” y constituyó un conglomerado de 121 colaboradores que operan bajo esta modalidad laboral flexible que permite el desempeño de su actividad profesional sin su presencia física en la oficina. La inserción de estos nuevos colabores es parte de las políticas para mejorar las condiciones del talento humano y aumentar la productividad de la empresa.

La estructura organizacional de la empresa contempla 137 cargos “teletrabajables” (perfiles de trabajo) en todas las gerencias nacionales. La meta es cerrar el año con 150 “teletrabajadores”, correspondientes a estos perfiles, ratificando el liderazgo de la empresa en el sector público en la promoción y ejecución de este programa.  El 21% de los “teletrabajadores” tiene entre 28 a 33 años y el resto entre 34 y 59 años.

Con el teletrabajo, las organizaciones son entidades más ágiles. El principio fundamental es la desconcentración y la simplificación de sus estructuras productivas. Así defendió esta iniciativa la gerente general de la CNT EP, Martha Moncayo, en el acto de incorporación de funcionarios a las filas del teletrabajo por un día a la semana.

El teletrabajo se fundamenta en el uso intensivo de internet y de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), por lo que CNT EP habilitó el @SkypeBusiness para crear una comunidad con sus teletrabajadores, en la que puedan dialogar en línea, hacer videollamadas y usos compartidos de contenidos.