La Gerente General de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones CNT EP, Martha Moncayo, se reunió el jueves en Quito con 18 niñas estudiantes del sistema de educación pública para compartir experiencias en torno a la vinculación de las mujeres con las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y la promoción efectiva de sus derechos en el ámbito educativo, laboral y económico. El encuentro fue parte de la conmemoración del Día Mundial de la Niña.

Moncayo aseguró la igualdad es crucial para alcanzar un futuro sostenible e inclusivo con mejores oportunidades para las mujeres, que representan la mitad de la población del país. En este sentido, destacó que es indispensable la asociación diaria de las niñas con disciplinas como ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas y carreras relacionadas con estas materias, en tanto son consideradas como la “fuerza motriz” de la innovación y el crecimiento del futuro.

El pronunciamiento se dio ante niñas de Séptimo de Educación Básica y de Primero de Bachillerato en Informática de los nueve distritos de Quito.

La ejecutiva de la empresa pública insistió en la necesidad que las familias, los maestros y el sistema educativo desempeñen un papel activo para promover el interés de las niñas por estas materias y carreras con la construcción de contenidos, materiales, herramientas, equipamiento y un proceso de socialización que garantice su participación en estas áreas. Actualmente, solo el 35% de los estudiantes matriculados en carreras científicas en el mundo es mujer.

“Lo más importante es que ustedes crean que pueden llegar donde quieran, porque las cifras para que se cambien necesitan de ustedes y sus sueños. Señores padres: necesitan de ustedes y esas ganas de volar que den a sus hijas, porque, lo segundo más importante después del sueño y la voluntad de ellas, es la libertad  que ustedes les entreguen, sin decirles jamás que pueden o que no pueden ser, porque pueden ser lo que desean y cuando lo deseen” declaró Moncayo.

“La educación se vuelve clave porque esta formación tiene que estar dirigida para que si ustedes mañana quieren ser una experta en informática, nunca digas ya no quiero, por el hecho de ser la única mujer de la clase, no tiene que ser un tema para desertar  hay que seguir adelante”, agregó.

En el ámbito de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) solo un 3% de los matriculados es mujer en el planeta, lo que lo convierte en área de conocimiento con mayor desigualdad. Moncayo aseveró que estas cifras evidencian que las niñas pierden el interés en estas carreras a medida que crecen y especialmente durante sus estudios a nivel superior y posteriormente su transición al mundo laboral.

“Las mujeres podemos realizar cualquier cosa y la podemos hacer cuando nosotros lo queramos. Todas podemos alcanzar nuestros sueños”, aseguró Maria Paola Mora, estudiante de la Escuela Fiscal Cumbayá.

La CNT EP, empresa líder en el mercado de las telecomunicaciones con presencia en cinco líneas de negocio en las 24 provincias, impulsa acciones de responsabilidad social y vinculación con la comunidad como la lucha contra la violencia y desigualdad de género. En este sentido, aplica procesos de selección basados en competencias y políticas salariales no discrecionales para asegurar la participación de la mujer en la cadena de valor de la empresa.

Moncayo, sin embargo, reconoció que existe un camino por recorrer. A agosto del 2019, solo el 33% de los colaboradores de la empresa es mujer.

“El camino para ingresar a CNT no fue fácil, soy la única técnica integral y luché para que se respete mi posición dentro de la Corporación. Ser mujer no nos limita a realizar cualquier clase de tarea encomendada. Yo les invito a confiar en ustedes, que sigan cumpliendo su sueño y cuando vean que sus logros se cumplen no habrá barrera que las detenga” indicó Juliana Calderón, ingeniera en telecomunicaciones y la única mujer técnica integral en la CNT EP.

Moncayo y Calderón coincidieron que es trascendente impulsar acciones que permitan visibilizar los problemas que enfrentan las niñas, jóvenes y mujeres en su proceso de vinculación y permanencia laboral, por lo que, reivindicando el Día Internacional de la Niña que se celebra el 11 de octubre desde el 2012, hicieron un llamado a las niñas para evitar que los prejuicios, las normas sociales y las expectativas limiten su acceso a la educación y la elección de la carrera que deseen.