La gerente general de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones CNT EP, Martha Moncayo, aseguró el lunes en Quito que la definición de un nuevo esquema de negocios y la selección de un operador privado que asuma la gestión temporal de los activos son acciones vitales para asegurar el futuro de la compañía. La máxima funcionaria de la empresa pública insistió que el proceso no implica la venta o privatización.

CNT EP remitió invitación formal a 23 bancos internacionales de inversión para que presenten hasta el 22 de abril sus ofertas técnico – económicas para la “Contratación de Asesoría y Servicios Especializados de una Banca de Inversión para evaluar, determinar e implementar un esquema de negocio aplicable a la empresa“, conforme al marco jurídico vigente. El objetivo del proceso es mejorar los ingresos del Estado así como la productividad, competitividad, eficiencia e innovación de la compañía.

“En ningún  momento se habla de una privatización, porque la ley prohíbe vender  a CNT. Además, los bienes siempre van a ser de los ecuatorianos. CNT no se va a vender. El formato es que una empresa sea delegada para que la administre”, afirmó Martha Moncayo Guerrero, gerente general de la CNT EP, en entrevista con Ecuador TV.

Moncayo indicó que la incursión de un operador privado en la administración de la empresa es indispensable para avanzar en la mejora de la agilidad organizativa, el enfoque estructurado en servicios digitales y las alianzas estratégicas para poner los planes de mejora interna y diversificar las fuentes de ingresos.

En este sentido, Moncayo explicó que con las propuestas que remitan los bancos de inversión se determinará la apertura del concurso para la selección de la banca de inversión, siguiendo los lineamientos de la Ley Orgánica de Empresas Públicas y demás normativa ecuatoriana aplicable.

La banca de inversión que actuará como aliado estratégico y será seleccionada a través de un concurso público internacional se encargará del análisis y valoración de las líneas de negocio de la empresa y determinará el modelo de negocio o asociación aplicable para garantizar su sostenibilidad y crecimiento para lo que tendrá un plazo de 150 días, contados desde la firma del acuerdo de asociatividad.

Posteriormente, en un plazo de 180 días acompañará e instrumentará el ¨roadshow¨ para seleccionar el operador privado que liderará la gestión temporal del negocio de la CNT EP, en caso de considerarlo pertinente con los intereses del Estado.

“Para el primer trimestre del próximo año esperamos que esta concesión pueda iniciar sus primeros pasos. Hay que recordar que no es una venta, es la entrega de una administración que nos tiene que dar réditos¨, indicó Moncayo.